Elaboración

Paso a paso para elaborar una gran cerveza artesanal

Molido

Proceso Molido

El propósito principal que juega el proceso de molienda es la separación, en la malta, de la cáscara del grano, de preferencia longitudinal, para así separarlo de su endospermo y que pueda estar expuesto al proceso enzimático al que se le expondrá.

Paso 1. Así pues, la malta es comprimida entre dos cilindros pero evitando destruir la cáscara, ya que ésta juega un papel importante en el proceso de separado y lavado del grano, actuando como filtro natural y ayudándonos a retener la cama de granos en su lugar y poder separar el mosto de los granos con gran facilidad.

Proceso Maceración

La maceración es el proceso en el mezclamos agua caliente con la malta previamente molida, (paso 2) lo cual gelatiniza los almidones, extrae enzimas naturales de la malta, y convierte los almidones en azucares fermentables.

Una vez mezclado con agua, se remueve hasta conseguir una pasta consistente (paso 3) calentándola ligeramente para extraer el material soluble. La mezcla se somete a una serie de operaciones destinadas a activar diversas enzimas que reducen las cadenas largas de azúcares en otras más simples y fermentables.

Este proceso requiere de un cuidado extremo ya que lo que pretendemos es obtener un mosto de gran calidad para la elaboración de nuestra cerveza.

Maceración
Cocción

Proceso Cocción

El mosto, filtrado de manera natural, lo depositamos en una caldera donde se calienta a temperatura de ebullición (paso 4) y se le añade el lúpulo y la alhábega (paso 5) consiguiendo esterilizar el mosto, extraer las sustancias amargas del mosto y los aditivos y formando los compuestos responsables del aroma, sabor y color, así como su frescor característico.

Al mismo tiempo, mediante este calentamiento, se produce el proceso de frenado de los procesos enzimáticos anteriores.

Proceso Enfriado

Entramos en la fase de enfriamiento del mosto, el cual mediante una corriente de agua fría (1-2ºC), logramos descender la temperatura hasta los 20-23ºC.

Este proceso es importante que se realice lo más rápido posible para evitar ciertos componentes que producen turbidez, así como posibles gérmenes que producen sabores y aromas no deseables y que suelen estar presentes en la zona térmica de 25-40ºC

Enfiración
Fermentación

Proceso Fermentación

Pasamos nuestro mosto a unos recipientes de acero inoxidable refrigerados llamados fermentadores y le añadimos la levadura y es entonces donde comienza el proceso de fermentación (paso 9), transformando los azúcares del mosto en alcohol (OH) y CO2.

Proceso Filtrado

No realizamos una fase de filtrado como tal, sino que es el mosto de manera natural con la propia cáscara del grano el que se va limpiando con el fin de minimizar los posos o sedimentos presentes en la cerveza.

Filtrado
Embotellado

Proceso Embotellado

Finalmente, la cerveza es envasada en nuestra zona de embotellado, adecuadamente preparada y equipada para ser chapada y almacenada para su posterior distribución. No hay mayor placer para nosotros que podáis disfrutar de nuestra cerveza estéis donde estéis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies